La historia de las mujeres contada por el cine

Aunque en algún momento fue tachado por ser demasiado popular, el cine, a lo largo de su más de un siglo de existencia, ha demostrado ser un arte con todo la legitimidad que esto implica. Y justamente es su carácter popular lo que le ha dado gran parte de su valor. No todo el mundo se lee un libro ni va a un museo. Pero casi todos van al cine o en la actualidad se sientan a ver una película en casa.

En fin, que gracias al cine muchas personas se han enterado de historias, hechos y personajes que de otra manera nunca habrían conocido. Ese no es su único valor, por supuesto, pero la verdad es una razón más que suficiente para respetarlo en tanto arte.

La historia del feminismo y de las mujeres en sentido general, le debe mucho al cine. La sala oscura ha sido el escenario que ha servido de tribuna para contar la historia del tan mal llamado sexo débil. Sin dudas las mujeres la han tenido siempre difícil. Y lo más llamativo de este asunto es que no fue hasta mediados del siglo XX que el feminismo de verdad tomó las calles. Esto no significa que no existieran movimientos femeninos anteriormente. Pero sin dudas la fuerza que tomó en el siglo XX fue una cosa sin precedentes.

Por suerte el cine se ha hecho cargo de rescatar muchas de estas historias, y lo ha hecho no solo con un objetivo historicista sino también artístico. No se puede decir que estas películas descuiden el elemento del arte por relatar un hecho. Es como todo, algunas son muy buenas y otras no tanto, pero depende de muchos factores y no de lo que quieren contar.

Es increíble como todavía hay muchas cosas por decir que no han sido contadas del mundo del feminismo y de las mujeres en general. Por eso me sorprenden cada año varias películas con estas temáticas. Yo la verdad es que no me las pierdo y confieso que he aprendido muchísimo con ellas.

Una que vi recientemente es Violett, que cuenta la historia de la escritora francesa Violette Leduc, una transgresora mujer que estuvo muy cercana a la gran feminista Simone de Beuvoir. La verdad es que es una cinta muy interesante. Desde aquí hago la recomendación.

Y esta noche voy a ver Las sufragistas, que creo que es también muy buena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *