¿Cómo planifican los políticos sus vacaciones?

Aunque no lo crean, los políticos también salen de vacaciones, solo que tratan de mantenerlas ocultas para que uno no lo sepa. Para poder irse de vacaciones a un sitio paradisiaco sin mover un dedo, los políticos contratan los servicios de una agencia de viajes que lo haga todo por ellos. Esa es la ventaja de las agencias de hoy en día, que le ofrecen a uno un paquete de opciones que va desde el boleto de avión hasta el guía que le llevará por el destino del viaje.
Hay quienes prefieren hacerse cargo personalmente de todas sus gestiones. Pero ese nivel de control solo puede generar estrés. No hace falta estar al corriente de cada paso cuando hay profesionales que ejecutan muy bien su trabajo.
Los trabajadores de Sildavia están muy bien preparados para asesorar a los clientes. Ellos están informados de las particularidades de los destinos turísticos y pueden ser de mucha utilidad cuando uno quiere algo específico como un hotel o un coche.
Los políticos por lo general hacen turismo de relajación. Son supuestamente personas muy estresadas que necesitan despejarse de los problemas laborales cotidianos. Pero todos tenemos derecho a unas vacaciones con todas las de la ley.